domingo, 18 de octubre de 2009

Recordando al padre de la osteopatía...¿es la enfermedad un efecto?



¿Quien era Andrew Taylor Still?. Más que una autobiografía, me apetece dedicar este espacio a recordar las palabras, las enseñanzas de quien creó la medicina y el concepto filosófico de la osteopatía. A lo largo de la historia de la ´Medicina aparecieron personas, que aunque se ha preferido no hablar de ellas demasiado en público, porque tenían una visión del cuerpo humano y de la salud que difería mucho de la medicina que estamos acostumbrados a escuchar, el “viejo Doctor”, como así le llamaban al final de su vida, es una de ellas. Sus palabras son sabias, pero a veces aparecen contundentes y con fuerza, mucha fuerza, algo que no deja indiferente a más de uno, a mí el primero. A partir de ahora, os iré dejando aquí pequeños escritos para que podáis saber qué es lo que pensaba este hombre del ser humano, de su salud y su lucha contra la enfermedad, y de muchas muchas cosas más. Que lo disfrutéis!!!....

Empezaré por unas palabras que inician uno de sus libros:

estos escritos, están dedicados con todo mi respeto al Gran Arquitecto y Creador del Universo, a los osteópatas y a todas aquellas personas que creen que el Primer Gran Experto Mecánico no dejo nada por terminar en Su obra maestra, el Hombre, otorgándole de todo lo necesario para su bienestar y longevidad”.

"La osteopatía está basada en el trabajo perfecto de la naturaleza. Cuando todas las partes del cuerpo están en orden entonces tenemos salud. Cuando no lo estan, el resultado es la enfermedad. Cuando las partes son reordenadas, la enfermedad da paso a la salud. El trabajo del osteópata es ajustar el cuerpo de lo anormal o lo que es normal; así lo anormal da paso a lo normal y la salud es el resultado de ello".

del libro, "Osteopathy; research and practice".A.T Still

“…con este pensamiento en mi mente comencé a preguntarme a mí mismo, ¿qué es la fiebre?. ¿Es un efecto, o un estado como habitualmente lo describen los médicos?. Al final, me di cuenta que era solo un efecto, y basándome en la experiencia puedo decir que estoy en lo cierto. Así pues he tomado este hecho como algo verdadero, basado fielmente en los principios de la naturaleza. Por tanto, tras veinticinco años de observación y experimentación, puedo decir con seguridad que no hay ninguna enfermedad llamada fiebre, difteria, tifus, fiebre tifoidea, fiebre pulmonar o cualquier otra fiebre clasificada bajo el nombre común de fiebre , ciática, gota, cólico, enfermedad hepática o de la columna, y así hasta el final de la lista, ninguna de ellas existe como enfermedad en sí misma. Cada una de ellas, bien separada o combinadas, son solo efectos. La causa esta siempre en la falta o exceso de actividad de los nervios que controlan la circulación de los fluidos de una parte o del conjunto del cuerpo. Parece perfectamente coherente que cualquier persona nacida bajo la condición de un idiota, que haya estudiado la anatomía y experimentado su trabajo en la máquina vital humana, que todos las enfermedades son simples efectos. La causa parcial o completa la encontramos en el fallo de los nervios para conducir correctamente los fluidos vitales.

Sobre esta piedra he construido y sustentado la osteopatía durante veinticinco años. Y que día tras día estoy cada vez más convencido que toda esta filosofía es correcta....

.....no sabía cómo pensar frente a las enfermedades, porque todos los médicos a los que había leído o encontrado en algún congreso eran incapaces de apartar su mirada de los efectos y dirigirse a la causa. Ellos combatían el dolor con medicinas antidolor, las hemorragias intestinales con astringentes que alteraban la llegada de la sangre a ellos, llegando de esta manera a la puerta de la muerte, alineado para otra batalla y defenderme con los mismos viejos remedios, combatiendo únicamente a los síntomas. Me preguntaba por qué los doctores estaban tan preocupados cuando aparecía la fiebre a sus familias cuando se suponía que sus remedios funcionaban”.

de su “Autobiografía”. Andrew Taylor Still


No hay comentarios:

Publicar un comentario

cuentame algo tu...