martes, 5 de enero de 2010

¿puede la osteopatía producir un cambio de conciencia?



Pensando en lo que debería ser siempre el principal objetivo de un osteópata, es decir, estimular la capacidad autocurativa del ser humano para que pueda estar en salud y bienestar consigo mismo, habría que ver , habría que ir hasta qué nivel hemos de llegar para estimular y potenciar esta capacidad autocurativa que tiene el ser humano.

Desde los principios Still, hablaba de que había que conocer perfectamente la máquina que estábamos tratando, incidía muchísimo en la anatomía, porque esta era la materia de la que estaba formado el ser humano. Incluso, esto lo podemos ver en Sutherland, que insistió, indagó y descompuso hasta la saciedad el cráneo humano. Pero si observamos la evolución de ambos, con el tiempo, se irán dando cuenta que en el ser humano hay algo más a parte de esta “anatomía”, de esta estructura, algo que responde a la vida de forma inherente y automática. Partiendo de que la anatomía en el cuerpo esta toda interconectada entre sí bien sea por el tejido fascial , bien ser por la circulación sanguínea o nerviosa, o bien sea por muchas otras tantas cosas. Al final llegan a esta GLOBALIDAD , que resulta indispensable para tratar la salud del ser humano. Este concepto que nos dice que todo en el cuerpo humano se interconecta y se influye recíprocamente unas partes con otras. Una globalidad que se perfila como requisito indispensable en toda medicina que pretenda estimular esta capacidad autocurativa en el ser humano.

Así pues, a medida que el osteópata va buscando esta capacidad autocurativa del cuerpo se encuentra con algo en el camino que no esperaba y que es indispensable para esta autocuración; el cambio, la crisis autocurativa, la enfermedad, el síntoma… todo esto se puede resumir en una simple palabra; el CAMBIO. Es así como empieza a cambiar , casi sin quererlo, cómo ha de ser su idea de salud, y cómo ha de ser el camino para conseguirla. Y se da cuenta al mismo tiempo, que el camino para buscar estas causas de la enfermedad están siempre dentro de la persona, y pocas veces fuera. Dándose cuenta cada vez más de lo perfecto que es el ser humano y de la gran capacidad que tiene para vivir en el entorno que sea, lo que conecta con lo que conocemos como AUTOADAPTACION, la mayoría de veces positiva, pero que puede llegar a costar un precio en la salud. Y así, a medida que entra y entra en el interior de la máquina se va encontrando cosas que ni siquiera sabía que existían, y que repercuten en su salud. El ser humano para eliminar enfermedades, síntomas, y lograr un bienestar ha de sentirse unido en su globalidad, y esto a menudo va más allá que una globalidad física o anatómica, es entonces cuando hablamos de la armonía mental y , por qué no, espiritual. El ser humano pasa a ser un ser completo, unido, y esta unión va siempre unida a una toma de conciencia. Cada vez que entramos y entramos en el interior de nosotros mismos tomamos conciencia de algo que no teníamos ni idea que pudiera estar ahí, y es como si recuperáramos una parte de nosotros que en algún lugar de nuestro camino por la vida perdimos de una forma u otra, y así, nos reencontramos con nosotros, reencontramos la salud ,la globalidad y armonía. A medida que avanzamos por la vida, nuestras vivencias, nuestra relación con el entorno que nos rodea nos va moldeando y va produciendo que vayamos en una dirección o en otra. Es acaso el recién nacido la máquina “casi perfecta”? , ese coche nuevo de fábrica sin ningún tropiezo, ninguna pieza fuera de su sitio, capaz de funcionar perfectamente?. Así podríamos pensarlo si pensáramos que la máquina nace nueva y que antes de ese nacimiento no hay nada que la repercuta o la altere. Pero, se sabe, desde ya muchos puntos de vista, que no es así, y que ya venimos con influencia de otras vidas, con la influencia de ser esperados y queridos por nuestros futuros padres, y por cómo hemos vivido en el vientre de nuestra madre, y por cómo hemos vivido el proceso de venir al mundo. Y esto, a mi entender la única forma de entenderlo es aceptar que nuestras células tienes conciencia, y reaccionan a los estímulos que le vienen de fuera. Por tanto, esa palabra “nacer”, no sé si sería acertada del todo, pues parece que ya hemos nacido mucho antes.


Este reencuentro con la salud que va unido a un reencuentro con nosotros mismos, con lo que somos en realidad, siempre va unido a un precio , que no todo el mundo va a estar dispuesto a pagar, ser DIFERENTE. Porque a pesar de lo que leamos por aquí y por allá, es gracias a esa diferencia que somos nosotros mismos, nos sentimos únicos y vivos, sentimos como la vida corre por dentro de nosotros, es entonces cuando estamos convencidos que estamos en salud. Ser capaz de sentirse diferente dentro de un conjunto, pero al mismo tiempo ser capaz de aceptar y respetar ese conjunto. El proceso de ser capaz de sentirse único, diferente, y vivo dentro de un conjunto, de un entorno que nos rodea, es un proceso a menudo largo, pero cuyo fin es siempre y ha de ser la salud. Es así como empieza el siguiente paso hacia la salud, sentir que esta interconexión va mas allá del cuerpo y espíritu humano, esta globalidad con nuestro entorno, sentirse unido a lo que nos rodea, partiendo de una unión con nosotros mismos. Y para llegar a todo esto es necesario siempre partir de una palabra que debería resonar en todo proceso curativo; el CAMBIO. Es la osteopatía capaz de llegar a producir este cambio en las personas?, es la osteopatía capaz de producir una toma de conciencia en uno mismo en aquello que teníamos olvidado?. ,, y es a partir de esta toma de conciencia que podemos iniciar el cambio hacia la salud?

Desde todas estas palabras que estoy aquí perfilando, podemos y deberemos partir hacia cómo la osteopatía es capaz de poder producir todo esto, y si tiene herramientas para poderlo hacer, o a caso vamos a quedarnos siempre tratando espaldas, rodillas, y manipulando de arriba a bajo, … acaso podemos ir más allá?. Tenemos herramientas para iniciar el camino hacia ese CAMBIO?.

2 comentarios:

  1. La persona que busca "el cambio", puede tener en la osteopatía una puerta para lograrlo.

    ResponderEliminar
  2. Me a gustado muchisimo tu Web y la Bio de Andrew...siento que eres una grande persona ( Osteopata) que aporta una mescla de humanidad y technica. Felicitaciones por tu travajo!

    ResponderEliminar

cuentame algo tu...