viernes, 9 de julio de 2010

La osteopatía y el concepto craneal


La ciencia de la osteopatía fue descubierta por Andrew Taylor Still en 1874, un médico que buscaba un mejor sistema de curación. Su intenso estudio le llevó a descubrir cosas a partir de las cuales formuló sus principios fundamentales. Enseñó que la estructura y las funciones del cuerpo humano están íntimamente relacionadas entre sí y que cada persona posee en sí misma los recursos necesarios para vivir en salud. Además, creía que el cuerpo era una unidad en la función, y que cuerpo, mente y espíritu trabajan conjuntamente para poder curarse. El Dr. Still entendía las enfermedades y los síntomas como la consecuencia del estancamiento de la libre circulación tanto de la materia como de la energía dentro del cuerpo humano, y cuya consecuencia era que el proceso de autocuración se veía impedido.
En base a estos principios el Dr. Still desarrolló una forma de curar basada en el conocimiento del terapeuta, la comprensión y sus manos como principales herramientas de trabajo, tanto para el diagnóstico como para el tratamiento. La escuela que él fundó enseñaba los principios médicos y de la cirugía , pero el Dr. Still siempre insistía en un buen conocimiento de la anatomía y la fisiología, así como las habilidades de palpación. Con el tiempo varios abordajes osteopáticos se han desarrollado bajo estos principios para tratar a las personas.

Fue en 1892, que el Dr. Still, fundó la American School of Osteopathy en Kirksville, Missouri, y en la clase de 1900 había un hombre llamado William Garner Sutherland. Que mientras era estudiante en la escuela un buen día tuvo una visión sobre los mecanismos inherentes dentro del cuerpo humano. Le vino el pensamiento que los huesos de un cráneo vivo mantenían una movilidad a lo largo de la vida y ello indicaba un tipo de respiración. A través de un delicado estudio, la observación y la autoexperimentación durante 40 años, el Dr. Sutherland desarrolló detalladamente las características de este mecanismo respiratorio. Gastó los últimos 15 años de su vida enseñando a otros su concepto craneal y cómo aplicarlo para el cuidado de las personas, que llego a ser conocido como la osteopatía craneal o la osteopatía en el ámbito craneal. En todas sus enseñanzas el Dr. Sutherland nunca dejó de insistir en que el concepto craneal era solo la extensión , y no algo a parte, de la ciencia de la osteopatía enseñada por el Dr. Still.
El descubrimiento del Dr. Sutherland fue más allá a la hora de describir un sistema puramente mecánico, llegó a la conclusión que el movimiento que había observado era la fuerza básica vital necesaria para la vida. Es la manifestación de la vida a través del movimiento, un signo externo de la autorregulación básica, y los mecanismos de autocuración en el cuerpo humano.
Por este mecanismo fundamental de la naturaleza y su ritmo característico, el Dr. Sutherland lo denominó el Mecanismo Respiratorio Primario (también conocido como mecanismo cráneosacro). Describió cinco componentes de este mecanismo que función como una unidad inseparable:
1. la circulación del líquido cefalorraquídeo, con la potencia de la Marea.
2. la movilidad inherente del sistema nervioso.
3. la movilidad de las membranas craneales y de la columna vertebral (la tensión recíproca de las membranas)
4. la movilidad de las articulaciones del cráneo
5. y la movilidad involuntaria del sacro entre los iliacos.

Habiendo llegado a una comprensión de la anatomía y la fisiología de este sutil pero poderoso mecanismo, el Dr. Sutherland estableció un modo de trabajar y tratar este mecanismo. Desarrolló un abordaje, usando las manos, que era tan sutil y poderoso como el mecanismo con el que trabajaba. La forma de trabajar del Dr. Sutherland se puede resumir en la siguiente frase: “permite que la función fisiológica del cuerpo pueda manifestarse en lugar de aplicar sobre él fuerzas externas sin sentido alguno”.
La comprensión y el abordaje enseñado por el Dr. Sutherland nunca se limitó al mecanismo craneal. Este mecanismo respiratorio primario se manifiesta en toda la fisiología del cuerpo. Y aunque esta ajustado para tratar problema en el ámbito craneal, puede afectar potencialmente a cualquier síntoma del resto del cuerpo.

El Dr. Sutherland dio cursos para enseñar esta forma de trabajar y que el terapeuta tuviera la comprensión necesaria y la sensibilidad para poder tratar personas de esta manera.

texto sacado de "life in motion", de Rollin Becker.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cuentame algo tu...