jueves, 21 de octubre de 2010

asi empezaba Andrew uno de sus libros, "Phylosophy of osteopathy"...

Muchos de mis amigos están ansiosos desde que la Osteopatía se estableció como un hecho, y que debería escribir un tratado sobre esta ciencia. Pero nunca estuve convencido de que fuera el momento para algo así, y aún ahora estoy convencido de que puede que sea un poco prematuro. La osteopatía está solo en su infancia, es un gran mar por descubrir, y todavía estamos en la orilla.

Mientras veo a muchos que estando solamente en la superficie de esta ciencia, y que se atreven a coger los lápices y escribir libros de Osteopatía, y tras haber leído sus escritos con minuciosidad, y comprobar que siguen bebiendo de las viejas escuelas de drogas, llevando a la ciencia hacia los mismos sistemas de los que divorcié yo mismo hace años, y darme cuenta que los estudiantes hambrientos están listos para tragarse dichos venenos mentales como esos, con lo peligrosos que son, tuve la necesidad imperante de publicar algo de literatura osteopática para todos aquellos que están deseosos de aprender.

Este libro está ausente de citas de autores médicos, y difiere de ellos en casi todas las cuestiones importantes. Y no espero su aprobación, pues algo así sería imposible y poco natural.
Es mi objetivo en este trabajo enseñar los principios tal y como yo los entiendo, y no reglas. No enseño al estudiante para que empuje o desplace algún hueso en cuestión, nervio o músculo para una determinada enfermedad, sino para que se familiarice con lo que es normal y lo que es anormal, dando así un conocimiento específico de todas las enfermedades.
Este trabajo ha sido escrito poco a poco durante muchos años, a medida que podía encontrar un ratito entre otras ocupaciones mías. He agrupado cuidadosamente todos estos pensamientos en un tratado. Cada principio aquí ha sido bien comprobado por mí mismo ,y demostrado ser verdadero.
Este libro ha sido escrito a mi manera, sin ninguna ambición de una escritura cuidadosa, sino para ofrecer al mundo un comienzo en una filosofía que pueda servir de guía para el futuro.
Debido a la prisa con la que este libro has sido publicado ante la urgente demanda, quiero pedir disculpas a la gente por cualquier error que pueda aparecer. Esperando que el mundo pueda beneficiarse de estas ideas,

Respetuosamente.
A.T Still,

Kirksville

Lunes, 1 de septiembre de 1899.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cuentame algo tu...