lunes, 20 de diciembre de 2010

el origen de la enfermedad

Si disminuye la circulación nerviosa, la debilidad será lo siguiente en venir. El movimiento se volverá débil y no tendrá la fuerza suficiente para llevar la sangre a los pulmones y hacerla salir con normalidad, de este modo, la sangre se estanca, se congestiona y se vuelve enferma, porque no recibe los impulsos nerviosos necesarios que le dan la fuerza para circular saludablemente por los pulmones.
Como consecuencia los nervios que recogen las informaciones se irritan por la presión y la falta de alimento, y entonces empezamos a toser, que es el esfuerzo que ha de hacer la naturaleza para deshacerse de toda la basura y de la opresión que provoca dicha congestión en los nervios sensitivos. Si todo esto es un efecto, entonces debemos aceptar el sufrimiento y morir, o quitar la causa, apagar el fuego y detener el desgaste de la vida, sin lo cual todo estará perdido. La naturaleza hará su trabajo de reparación a su debido tiempo. … si la sangre o cualquier otro fluido estancado , y depositado en cantidad suficiente como para impedir el paso de otros fluidos por su camino, la Naturaleza encenderá su máquina para eliminar dichos depósitos convirtiendo estos fluidos en gas. Y como el calor y el movimiento son muy eficaces como remedios, habrá que esperar fiebre y dolor hasta el horno de la naturaleza produzca calor, convierta los fluidos a gas y otros depósitos, y los haga así circular a través de los conductos excretores al exterior, y permita así al cuerpo poder trabajar de nuevo con normalidad.

Filosofía de la Osteopatía

Si la vida es vencida por los fluidos tóxicos que se generan durante su estancamiento y cambios químicos, ¿Por qué no podemos decir también que la fuerza nerviosa era insuficiente para mantener activa la renovación de la máquina a través de su sistema excretor, y entonces la razón nos lleva a ir en busca de las zonas y centros que están impedidas, en las que los nervios vasomotores y otros están irritados, provocando que la circulación venosa se debilite y permita así que los líquidos enfermos se acumulen local o generalmente por todo el cuerpo, durante el tiempo suficiente para que los líquidos se vuelvan mortales y la fuerza de la disolución se vea vencida e impedida?.

La osteopatía piensa que la fuerza general o local de los nervios debe estar libre para poder llegar a todas partes del cuerpo sin impedimento alguno, y esto puede ser producido por un hueso dislocado, un músculo, nervio, vena o arteria contraída, alargada o encogida. Cuando se acorta o se alarga se vuelven anormales en su estructura, y todas sus funciones vitales obedecen a la ley de la fuerza, localizada en el corazón, cerebro y todo el sistema arterial.
Autobiografía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cuentame algo tu...